miércoles, 15 de agosto de 2012

Explorando nuevos mundos y nuevas posibilidades

El mundo del barranquismo ha evolucionado desde su nacimiento hasta nuestros días de una forma tan rápida y drástica, que podríamos decir que no sólo ha alcanzado su etapa de madurez, sino que parece haber iniciado ya su declive. No por el número de practicantes, que es evidente que aumenta año tras año, sino por aspectos puramente cualitativos. Cada vez se echa más en falta los valores éticos y los principios inamovibles que los pioneros sembraron con sus descensos.

En cierto modo es entendible. Los primeros disfrutaron de la oportunidad de abrir. La repetición de descensos estaba fuera de su abanico de posibilidades. Ni se lo planteaban.

Los que ya nos hemos encontrado el territorio explorado y equipado, disfrutamos de las primeras integrales, de mayores caudales y de reseñar con más detalle barrancos que permanecían olvidados y que ahora forman parte de los descensos más emblemáticos.

Pero... ¿y ahora qué?

Sí, parece que en España ya no queda nada por hacer, salvo disfrutar de la calidad y variedad del amplio surtido de descensos reseñados en nuestro país. No es poco...

Pero somos un colectivo ambicioso. Todos queremos destacar de alguna manera sobre los demás... y cuando ya no queda nada por hacer es cuando se hacen fuerte nuevas propuestas "deportivas" que trazan una linea roja entre dos formas diferentes de entender el deporte. La reequipaciones particulares, las competiciones, los cronodescensos... El barranco dispuesto cada vez más al servicio de los intereses del barranquista... sean los que sean.

En esta página se tratará de abordar de forma más profunda y desde una visión personal lo que es la verdadera esencia del barranquismo, aquella que impulsó a los pioneros a descubrir el interior de nuestros cañones: la exploración. Tenemos todo un planeta por descubrir. El barranquismo se convierte en una herramienta al servicio del deportista, pero también del propio barranco. El descubrimiento de nuevos entornos naturales es la mejor arma para combatir sus amenazas. Convertirlos en si mismos en un patrimonio digno de protección permitirá reducir sus actuales usos como desagües o la deforestación intensiva que acecha al entorno de sus cuencas.

Así empieza esta página, blog o como querais llamarla. Trataré de hablar sobre el barranquismo, sobre las grandes actividades que se están llevándo a cabo, sobre las propuestas y nuevos materiales, sobre los fabricantes. En definitiva, cualquier tema que esté relacionado con la disciplina y tenga suficiente interés para el barranquismo. Siempre desde un punto de vista independiente.

Esta página no busca ser amiga de nadie. Sólo trata de ser fiel a los principios que desde hace años me guían como deportista. Así que, bienvenidos a esta humilde morada.

Un saludo

No hay comentarios:

Publicar un comentario