martes, 18 de septiembre de 2012

El desafío de Gavarnie. Parte II

Continuación...

2009

En septiembre de 2009, ocurrió algo que parecía imposible. Coincidieron dos equipos barranquistas - cuatro navarros y tres andaluces - para descender la Gran Cascada de Gavarnie. No habían programado dicho encuentro, sino que fue el azar el único responsable de que en el mismo remoto lugar y el mismo día coincidieran dos expediciones dispuestas a realizar este descenso. Los problemas que podía plantear un grupo tan numeroso eran evidentes y más teniendo en cuenta las características de las reuniones, compuestas por dos únicas anillas. Finalmente la solución fue bastante sencilla. Aprovechando las cuerdas de ambos grupos, equiparon toda la cascada de principio a fin. De esta manera, en las reuniones sólo estaban las personas indispensables, evitando la acumulación de barranquistas en las zonas más comprometidas y agilizando bastante las tareas de descenso.

“(…) pasamos por debajo del Casco y de la Torre, para llegar al Coll de la Cascada, a casi 3000 metros. En ese mismo instante, nos juntamos con tres andaluces cargados con dos mochilas cada uno y nos comentan que también van a realizar el descenso de la cascada. No nos lo podíamos creer, nadie ha bajado ese año por la cascada y tenemos que coincidir dos grupos el mismo día. Tras analizar la situación, decidimos formar un solo grupo, pero antes de afrontar el descenso, todavía nos queda bajar unos 500 metros de desnivel, con una pedrera inestable. Debido al peso y al terreno, nos caemos continuamente, pero al final llegamos a una zona donde vamos a poder pasar la noche.
El día del descenso, amanece frío, pero despejado. Organizamos todo y por fin descendemos las dos cascadas de 50 metros, que nos dejan en la cabecera de la Gran Cascada. Los andaluces equiparan la cascada hasta la gran repisa, entonces bajaran dos compañeros más y cuando ellos lleguen a la gran repisa, comenzaremos nosotros a bajar, quitando las cuerdas utilizadas. (…) ahora tenemos cuerdas para equipar toda la cascada (…)

(…) bajé el ultimo a eso de las 16h, para llegar al suelo a las 20h de la tarde, tras haber recogido todas las cuerdas. Tan solo citar que en el rapel de 120 metros, la recuperación hubo que trabajarla bastante, dado que las cuerdas apenas corrían. En el rapel de 150 metros, hubo un enganchon de cuerda al caer y tuvimos que cortar unos 40 metros. Debido a las corrientes de aire, los primeros en bajar, no se mojaron para nada, dado que el aire por la mañana, desciende hacia el valle, pero como a la tarde cambia la corriente del aire, pues, el resto nos empapamos bastante. La pared está muy suelta y entre los compañeros y el agua, caen numerosas piedras.

En el grupo de los navarros iba una mujer, así que podemos afirmar que fue el primer descenso femenino de la cascada, por lo menos por esta línea.

2010

Indagando un poco más, encontré una repetición de 2010 de la que poca documentación hay. Estuvo compuesta por 8 componentes, la mitad de los cuales se dedicó a tareas de apoyo. Cabe destacar con elogio, la aventurada aproximación que hicieron por el interior del circo para iniciar el descenso. Como no hay relato ni crónica conocida o difundida, salvo algunos montajes fotográficos, ahí queda esta información sin más elucubraciones. Todo parece indicar cuanto menos que se les hizo de noche. No es de extrañar, dado que el punto de partida elegido era el refugio. Me hubiera gustado conocer los detalles: las circunstancias del descenso o bien la aproximación por los muros interiores del circo. En cualquier caso, no pasó nada más o por lo menos, no ha trascendido, así que pese a convertirse en su recta final en un descenso nocturno, daremos esta repetición por buena también y puede que una de las más deportivas, aunque para ello habría que considerar también las condiciones del caudal, que no han trascendido.


https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=EI2RCf4iexg

2011

En agosto de este año, un equipo se aventuró nuevamente en la cascada para reforzar las instalaciones y añadir unas cuantas más. En principio, para hacer el descenso más seguro. Pero en Gavarnie, el primer contacto con la cascada se paga caro, principalmente por ser el primero. Sin extenderme en los detalles, lo resumiré en que la actividad terminó también con paseo aéreo a cargo de los gendarmes del valle.

A las tres de la mañana del domingo sonaba el despertador (….) a 2.600m de altura al lado del refugio de Sarradets. (…) Se ve despejado, pero pasando por las fajas de la cara sur de la Torre de Marbore. En cuestión de minutos la niebla se apodera de todo nuestro campo de visión y la temperatura baja drásticamente (…) llegamos sin problemas al Collado de la Cascada. (…) A las 8 nos despedimos de nuestros compañeros y empezamos el descenso del Glaciar de la Espalda.

Enseguida llegan las complicaciones. Demasiado peso para bajar de forma individual. Montamos un rapel al cuerpo y hacemos descender las mochilas hechas un fardo deslizándose por la nieve dura (…) uno de los mosquetones de una mochila se abre y empieza a rodar montaña abajo 50, 75, 100mts y no para… pasa el nevero y sigue rodando por una pedrera. Van 130mts de cuerda, 30 paraboles y chapas. Finalmente se detiene al caer dentro de una rimaya. Llegamos a la primera faja, donde paramos a descansar y a comer algo. Vamos muy pero que muy pasados de peso (…) A las dos de la tarde llegamos a la cabecera de la Gran Cascada (…)
Reequipamos la 1º reunión que da acceso a la vertical, el R-10. También la 2º reunión que es colgada, el R-80. Se descienden unos 35mts volados y aquí ya tenemos el primer error de comunicación (…) por detrás entre dos personas tenemos verdaderos problemas para bajar todo el material que llevamos.

https://www.youtube.com/watch?v=4oifmsZogZg

(…) una cuerda de 50mts abandonada nos confunde bastante pues no sabemos si estamos en la línea correcta y la pared está bastante llena de clavos y chapas de vías de escalada.
(…) (En el péndulo) el segundo de cordada baja por el mismo lugar que el primero, pero con 75kg de peso. Os podéis imaginar cómo fue el péndulo y conseguir que llegara a la reunión.
El segundo fallo, en un rapel de 30 o 40mts con dos cuerdas de 130mts en un terreno donde había serias posibilidades de que la cuerda se quedara enganchada en la recuperación. Resultado: las dos cuerdas de 130mts cortadas.

Llegados a este punto y con la moral muy tocada, propongo por 2º vez quedarnos allí a vivaquear (…) Realizamos un rapel más, de unos 40mts a una repisa en este caso sin ningún sobresalto. Seguimos bajando(…) por el walky nos dice (el primero) que ha tenido que montar una desviación y que ha montado la reunión (un parabolt) en una especie de cueva donde va a ser difícil llegar (…) no nos vemos el paso, sobre todo por el que tenga que pasar le desviación con 75kg de peso (…) decidimos que lo más correcto es quedarnos allí a vivaquear, le damos la noticia a la gente que está en la base de la cascada y avisamos a los gendarmes de Gavarnie.
(…) nuestra “cómoda ” repisa se convierte por momentos en una piscina y no hay esquina ni rincón en donde no le caiga agua. Así pasaríamos toda la noche. Cada hora, un chapuzón de 10 minutos.
(…) Volvemos a contactar con Lolo y nos dice que por lo menos a él no le cae agua y
que se encuentra más o menos bien.
(…) llega la noticia de que el helicóptero va a despegar y en breve ya oímos y vemos como se acerca a nosotros. “


https://www.youtube.com/watch?v=dat1od40dSM
 
No fue la única repetición de 2011.

Por desgracia, el año pasado perdimos a un gran barranquista y una gran persona en las paredes de la Gran Cascada. El grupo estaba formado por tres deportistas reconocidos y quien perdió la vida conocía bien el terreno: era su tercer descenso. Sí, en su haber tenía un primer intento fallido, una repetición exitosa y por último, una nueva tentativa que le costó la vida. Sus compañeros, conmocionados, fueron rescatados por el helicóptero de la gendarmería. No me extenderé más. Aquí hay algo de información adicional:

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/09/23/barcelona/1316773564.html
http://www.barranquismo.org/foros/index.php?topic=4237.0

2012

Parece que la Gran Cascada se niega a dejarse conquistar fácilmente. También este año un equipo se ha aventurado a desafiar los abismos de la cascada, mediante un proyecto de reequipación que tuvo que ser interrumpido. A las 3 de la mañana conseguían descender la cascada mediante una línea en fijo que tuvieron que abandonar y que a fecha de hoy, seguía estando allí. Me reservo los juicios personales por el momento. Simplemente destacar que de nuevo Gavarnie ha demostrado estar por encima de las espectativas de algunos de los protagonistas.

https://www.facebook.com/pages/Expedicion-Gavarnie-580/343968815640260

La Gran Cascada… el secreto del fracaso.

La Gran Cascada de Gavarnie no puede encasillarse como una actividad barranquista. Se encuentra ubicada en uno de los lugares más inaccesibles del pirineo, con una aproximación que discurre a los pies de cumbres que arañan los cielos a más de 3000 metros de altura. La climatología difiere de un año para otro, permitiendo a la nieve cambiar las reglas del juego a su antojo. La meteorología es el eterno enemigo en un magnánimo circo donde apenas hay lugar para más de dos días de calma. 

No deja de sorprenderme el uso de calzado específico de agua o mochilas de PVC en una actividad como ésta, con un marcado carácter alpino. Es una muestra más de que no se ha comprendido bien lo que supone el descenso de este emblemático abismo.

Hay que entender la Cascada como una actividad global que pone a prueba no sólo nuestra capacidad física y técnica, sino cosas mucho más extrañas y fascinantes en este deporte como nuestra capacidad de planificación, de adaptación o nuestra templanza. Llegar a la cabecera es un reto, no tanto por la dificultad del acceso –que la tiene- sino por las escasas posibilidades de hacerlo en el momento oportuno si uno no ha hecho los deberes. Gran parte de los descensos fustrados han sido como consecuencia de un comienzo tardío. Quien llega tarde a la cabecera arrastra consigo más horas de actividad, más prisa por descender y una meteorología en pleno declive. Pero además, la cabecera se encuentra justo en el borde interior de un titánico embudo donde es difícil dar marcha a atrás cuando estás confinado entre 500 metros de palas descompuestas. Parece más fácil bajar que regresar por donde uno ha venido… pero aquí no se regala nada.

Por eso, quien se aventure a desafiar a la mayor cascada del sur de Europa, debe entender que no basta con llegar. Hay que hacerlo en el momento oportuno, con el equipo adecuado, con la meteorología en calma y con el sosiego de saber que tenemos todo el día por delante para disfrutar de un descenso en el que no basta con ser barranquista.

Textos y documentación gráfica gracias a:

Jesus Maria Ayucar Chandia
Carlos Sanchez Vazquez
Nacho Fernández de la Calle
Proyecto Gavarnie 580

2 comentarios:

  1. Me alegro de que te hayas lanzado a publicar este blog. Creo que será un referente si tienes continuidad, que es el principal problema de los blogs. Enhorabuena pues por tu iniciativa, Mario.
    Si admites comentarios domingueriles, creo que a tu crónica sobre la gran cascada, para mí, le falta una cosilla. Echo en falta algún comentario sobre Overdose. Al fin y al cabo se abrió en 1978... y comparten espacio. Y creo que falta una reflexión por tu parte sobre este aspecto.
    Simplemente eso. Por otra parte no "te reserves tu opinión". Para esto están los blogs, ¿no? Siempre es más interesante argumentar los desacuerdos que aplaudir por conveniencia.
    Espero poder seguir leyendo tus posts con mi fiambrera un domingo cualquiera.
    Un saludo

    Cheba

    ResponderEliminar
  2. Hola Cheba. Gracias por tu comentario.

    Ciertamente va a haber una opinión, pero en un apartado diferente. No quiero mezclar lo que son los reportájes o artículos donde sólo tratamos de hacer una exposición de hechos o sucesos, con la opinión personal, que se publicará a parte y ya adelanto que será despiadada. Y hablo en plural porque a la página se ha unido Nitu, con lo que ya somos un equipo.

    La continuidad creo que estará más o menos asegurada, ya que no sólo vamos a limitarnos a artículos sobre experiencias personales, sino también a recopilar las cosas interesantes que vamos viendo por ahi para colocarlas en un mismo lugar y dándole el enfoque que le corresponde. Seremos como ¿reporteros? No se si esa es la palabra.

    Sobre la Overdose, tocaré el tema junto con la opinión que me merece todo lo que ha ocurrido en torno a la cascada, aunque sin profundizar en su historia, puesto que creo que eso correponde a los alpinistas.

    Un saludo!

    ResponderEliminar